Buscando su recomendación...

PUBLICIDAD

Cuando se habla de viajes, es imposible ignorar las emociones, el pequeño cosquilleo que surge cuando nos imaginamos en esa gran ciudad, en esa maravilla natural, frente a nuestra obra de arte favorita o, incluso, en medio de un lugar escondido y misterioso ubicación.

Ahora que viajamos con nuestros seres queridos, una pareja, amigos o solos, a veces tomamos decisiones precipitadas sin tener en cuenta nuestra situación financiera. Hacer un viaje sin tener los fondos necesarios puede llevar al desastre.

Hay historias de vacacionistas que, abrumados por la emoción, se endeudaron, continuaron pagando el viaje de sus sueños un año después y no han vuelto a viajar.

PUBLICIDAD

Para que no te pase, vamos a compartir contigo nuestros consejos en este artículo para que disfrutes de tu viaje sin culpas y regreses sin deudas.

Pero primero, definamos qué es un presupuesto antes de comenzar con nuestros consejos de viaje.

PUBLICIDAD

Un presupuesto es un archivo donde puedes registrar el costo de cada día de tu viaje. Será una radiografía de todo su viaje, incluidos todos los costos incurridos antes, durante y después del viaje.

El secreto es conocer esos números, lo que se puede hacer en un archivo de Excel, una aplicación en su teléfono o incluso a la antigua, con papel y bolígrafo.

Hacer un presupuesto también te ayudará a mantener tu viaje organizado porque necesitarás investigar tu destino con anticipación para saber qué hacer, cómo llegar allí, cómo explorar la ciudad o el pueblo e incluso dónde comer.

→ ¿CÓMO HACER LAS COMPRAS DE NAVIDAD SIN COMPROMETER EL BOLSILLO?

¿Por dónde empezar?

Si no hacemos la planificación y las reservas adecuadas, podemos terminar pagando cantidades excesivas por un vuelo, tren u hotel cuando viajamos.

Te aconsejamos darle importancia a cada viaje, ya sea de pocos o muchos días, y hacer una investigación previa del destino para determinar si es un buen momento para viajar.

A veces, insistimos en ir a un lugar sin pararnos a pensar que puede que no sea el mejor momento, que puede que sea temporada alta, que puede que el tiempo no sea el ideal, que puede que haya algún evento que haga todo más caro.

¿Cuánto dinero se puede destinar al viaje?

Es un número que debes tener en cuenta. Como parte de tu planificación financiera a través de tu presupuesto personal, puedes elegir un monto anual para el viaje y ahorrar dinero cada mes hasta tener la suma requerida. Luego, puedes comenzar a planificar el viaje.

Lo ideal sería poder pagar el viaje en su totalidad antes de que comience y evitar acumular deudas en el proceso.

Aunque hoy puedes beneficiarte de descuentos en viajes, hospedaje y tarjetas de crédito para aplazar tus compras por meses sin pagar intereses, puedes tomártelo con más tranquilidad en lo que respecta a los pagos.

Sin embargo, si pagas una parte importante del viaje después, debes tener cuidado porque corres el riesgo de experimentar la infame depresión posterior al viaje porque disfrutaste de unas semanas en un viaje que te costará meses pagar.

¿Qué gastos debes contemplar al hacer el presupuesto del viaje?

Hacer una lista de los lugares sobre los que deseas conocer es el primer paso.

A pesar de sonar algo aburrido, es necesario realizar una investigación exhaustiva para que un viaje sea económicamente eficiente; de hecho, hay agencias que hacen esto.

Debido a que tienen conocimientos y experiencia en esos lugares, lo ayudan a crear un plan de viaje integral; por supuesto, tendrás que pagar por sus servicios.

Puedes ahorrar mucho tiempo en tu investigación si decides contratar una agencia, pero no necesariamente ahorrarás dinero.

Para tener una idea de lo que podrías pagar al final del viaje, podría ser una buena idea pedir una cotización a una agencia y después realizarlo todo por tu cuenta.

→ 10 GASTOS INNECESARIOS CON DINERO QUE PASAN DESAPERCIBIDOS

Contemplemos gasto por gasto

  • Transporte: ¿Cómo vas a llegar a tu destino? Piensa en todos los modos de transporte que usarás en tu viaje. Busca las diferentes opciones que tienes con diferentes aerolíneas o empresas de camiones o trenes.
  • Alojamiento: Investiga varias opciones de alojamiento, incluidos hoteles, hostales y apartamentos de alquiler. Dependiendo de con cuántas personas lo compartas, puede cambiar el precio. Para ahorrar dinero en transporte, busca ubicaciones céntricas.
  • Comidas: Puedes gastar una suma interesante de dinero aquí y la cosa es que salir a cenar puede salirse de control. Decide un presupuesto para las comidas de cada día y trata de ceñirte a él tanto como puedas.
  • Tours y entradas: Para evitar perder tiempo o pagar de más por no haberlo planeado, reserva los tours antes de llegar al destino. Piensa en realizar un free tour por la ciudad, con el que solo deberás pagarle una propina a tu guía.
  • Seguro de viajero: Viajar te puede exponer a problemas de salud, contratiempos e incluso a la pérdida de vuelos o equipaje. La prevención es mucho más barata. Si ocurre un evento afortunado, el seguro de viajero evitará que te endeudes.
  • Visas y vacunas: Examina el precio de las visas y vacunas e inclúyelo en tu presupuesto de viaje.
  • Compras personales y regalos: Establece un presupuesto por ciudad o país y respétalo para evitar compras impulsivas para ti, tus amigos o tu familia.
  • Gastos inesperados: Lleva contigo algo de efectivo o tarjetas de crédito en todo momento en caso de gastos imprevistos.

Te deseamos un viaje placentero lleno de muchas fotos, deliciosa comida y, lo más importante, sólidas condiciones financieras. Planificarlo te permitirá regresar con una impresión positiva y sin deudas.